Tango queer, un baile nuevo para un mundo nuevo

Sin roles prefijados, sin que una parte de la pareja siempre tenga que llevar y la otra seguir, sin que esa asignación de tareas dentro del baile se corresponda a una distribución por género en la que a la mujer le toca esperar a ser invitada y seguir la marca del hombre. Y, sobre todo, sin que la pareja deba estar compuesta obligatoriamente por un hombre y una mujer.

Así se baila hoy un tango distinto que, a falta de otro nombre, se empieza a conocer como tango queer y que quiere plantear una reflexión sobre el género, los códigos y las normas que rigen este baile.

[Continuar leyendo…]

 

Artículo publicado en el periódico DIAGONAL por José Durán Rodríguez, el 30 de agosto de 2015. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s